La novela

Captura de pantalla 2014-03-17 a la(s) 18.45.13

Grand Place de Bruselas. Un turista noctámbulo finge fotografiar una mansión, pero su cometido es vigilar, a través del ventanal, a un poderoso personaje que en esos momentos habla por teléfono. Dicha conversación, lo que ocurre después y la reacción del falso turista nos sumergen de lleno en las peripecias de Cristina Vilanova, una joven española que vive en Bruselas una experiencia muy peculiar como estudiante erasmus: una intriga que se remonta al siglo XVII, cuando Flandes pertenecía a la corona española, y que la vincula con una antigua e influyente familia de la aristocracia flamenca. Una circunstancia que ella ignoraba y que la convertirá en pieza clave en un rompecabezas de pinturas barrocas, joyas aztecas, antepasados cuya existencia desconocía, esculturas que hablan sin decir palabra y espías que no son lo que parecen. Y todo ello aderezado con los exámenes, las juergas y los vaivenes sentimentales de todo erasmus que se precie.

Con Una erasmus en Bruselas, Alfredo Escardino nos traslada a la Bruselas optimista y cosmopolita de finales de los ochenta. Una novela magníficamente ambientada, de fácil lectura y narrada con fina ironía, en la que los que han pasado algún tiempo en el extranjero se verán reflejados. En definitiva, la novela que a todo erasmus le encantará leer… y tal vez la historia que a todos nos gustaría haber vivido.

“A los sufridos gendarmes que montan guardia bajo la lluvia  en la puerta del Ayuntamiento debería haberles extrañado que el individuo de la gabardina a flores y la cámara con teleobjetivo se marchara de la Grand Place sin frotar la célebre escultura. Pero ahí siguen, como si nada. No se lo recriminemos. Quizá nuestro turista no tenga intención de regresar a Bruselas, quizá no crea en leyendas populares o, sencillamente, quizá no se trate de un turista…”

 

Lee un fragmento